Jugando entre cepas

Encontre dos cepas en casa de una amiga y enseguida le pedí que si podia llevarlas al estudio .Intuí que la forma y la textura de ambas iban a dar mucho juego. El cambio de posición de cada una de ellas y la combinación entre sí ofreció imágenes sorprendentes. Y luego, la impronta de la luz hizo el resto. Al final, decidimos hacer una foto más comercial al colocar una copa y una botella de vino rosado.