Sesión con Carmen, Blanca y Alba

 

Carmen y  Blanca vinieron al estudio para hacer una sesión de fotos acompañadas por Alba, una maquilladora profesional. Aunque ninguna de las dos son modelos, la frescura y espontaneidad que mostraron durante las fotos son las que pierden muchas chicas cuando se convierten en modelos profesionales. Incluso Alba, la maquilladora, posó con naturalidad, actitud imprescindible para conseguir un buen retrato. Todas aportaron continuamente ideas y no fue un suplicio dirigirlas. Muchas veces, con profesionales hay que hacer un esfuerzo continuo de autoridad para poder sacar fotos decentes. Y más, cuando tienes durante la sesión el asesor de un cliente que no sabe hacer bien su trabajo y tampoco deja trabajar.